Inicio Portada Te recordaré por siempre

Te recordaré por siempre

por julio2020
0 comentario

¿En nuestra cultura, y concretamente en nuestra relación con los animales, es común llevar el duelo por el fallecimiento de nuestras mascotas?

¿Sabes de alguien a quien le hayan dado permiso en el trabajo por calamidad doméstica, por la muerte de su perro, su gato o cualquier otro animal de compañía?

¿Has visto a alguien llorar desconsoladamente por la misma causa?

Pareciera ser que la muerte de un animal, pero principalmente la de uno de aquellos que comparte con nosotros la misma casa o el mismo entorno, no generara ninguna de estas manifestaciones porque no son más que eso: “un simple perro… o gato”. En realidad, lo que sucede es que aún no está socialmente aceptado que una persona pase por un proceso de duelo por un animal.

Con el paso del tiempo, se ha convertido para muchas personas y para los jóvenes con mayor asiduidad tener una mascota como animal de compañía. Tener un perro para cuidar de la casa o el negocio o simplemente como compañía de niños y adultos mayores, se ha convertido en una necesidad cada vez más imperiosa.

Los animales nos dan siempre un amor incondicional y por eso al poco tiempo de que lleguen a casa se convierten en un miembro más de la familia. Como escriben por ahí, en otro sitio web dedicado a las mascotas: “Convivir con un animal es una experiencia que te cambia en muchos aspectos. Porque el amor por los animales cambia el mundo”.

La pérdida de una mascota

Sin embargo, quien ha pasado por la pérdida de una mascota sabe el dolor que supone esta situación. No es fácil asumir que nuestro querido amigo ya no volverá, como tampoco volverán los infinitos momentos de alegría y cariño que nos regalaba cada día.

“A pesar de que, como vemos, formamos un lazo muy fuerte con los animales con los que convivimos, tenemos que lidiar con una dolorosa e inevitable verdad. El ciclo de vida de los animales es más corto que el nuestro, por lo que en la inmensa mayoría de los casos vamos a sobrevivir a muchos de nuestros compañeros. Esto es muy duro de asimilar, lo sé… pero ¿qué pasa cuando llega el temido momento? Aquí nos encontramos ante una dicotomía: lo que uno siente al respecto y lo que es políticamente correcto.” (1)

Entonces, cuando nuestra mascota se va para siempre, es posible que se nos dificulte olvidarla fácilmente y solemos, entonces, llevar a cabo acciones que nos permitan recordarla siempre:
1) Conservar algún recuerdo físico que nos permita sobrellevar el duelo de manera adecuada: fotos, videos, su correa o la plaquita con su nombre, si la tenía.
2) Lucir una joya de cremación, con una minúscula porción de sus cenizas. Las hay finamente elaboradas con figuras alusivas (una huella, por ejemplo), elaboradas en diversos materiales destacándose el oro y la plata.
3) Publicar su obituario en Mascotas en el cielo, incluyendo fotos y videos.


(1) Vidal, Laura. Espérame en el arcoíris: Cómo afrontar el duelo por la pérdida de tu mascota (Spanish Edition) (pp. 2-3). Edición de Kindle.

Libros que tratan sobre cómo afrontar el duelo de tu mascota

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y cookies